Protege tus extensiones del daño que puede ocasionarles el mar y la piscina

Tus Cabellos Online trae para ti los mejores consejos para proteger tu cabello en la piscina y playa

Vienen las vacaciones y temes que tus extensiones se deterioren por el contacto con el calor, piscina y mar, ahora te traemos estos prácticos consejos para mantenerlas radiantes en dónde y cuando sea.

Alista y prepara tu cabello el día anterior:

  1. Comienza hidratando muy bien el cabello, esto lo puedes hacer con algún tipo de acondicionador, este procedimiento se lleva a cabo para mantener las extensiones totalmente humectadas antes de ir a la playa a disfrutar del mar.
  2. En el caso del mar, utiliza una cantidad mayor de acondicionador debido a que la sal marina genera resequedad en tu cabello y extensiones.
  3. Antes de saltar a la piscina o introducirte al mar lava tu cabello con agua de la llave, es muy recomendable que esté bien empapado, necesitas hacer esto para que el cloro y la sal de agua marina no sea absorbido por tu cabello, esto sucede al tener el cabello bien cargado de agua.
  4. Aplícate un poco de Aceite de Argán o Serum en tu cabello, esto te ayudará a proteger tu cabello y extensiones de la fricción con el cloro y la sal marina. Asegúrate de aplicar mucho más aceite en las puntas de las extensiones, estas son la parte que más sufren.
  5. Recoge tu cabello con una cola de caballo alta o una trenza para evitar que se enrede y exista una mayor fricción y se quiebre.
    Ahora que ya sabes cómo cuidar tu cabello en la piscina y mar, ¿qué tienes que hacer para cuando salgas del agua? Acá te traemos los mejores consejos para que tengas un cuidado completo de tus extensiones.
  6. Recién salgas del agua, lo primero que debes hacer es bañar tu pelo con agua de la regadera y retirar el mayor porcentaje de cloro o sal marina.
    Lava tu cabello con un buen shampoo que te ayude a eliminar todos y cada uno de los residuos químicos del agua.
  7. Vuelve a lavar con acondicionador y no escatimes con el tiempo para el acondicionador de tu cabello, esto para conseguir la mayor humectación posible, tanto el cloro como la sal marina generan mucha resequedad.
  8. Evita a toda costa usar calor, ya sea de la plancha o el secador al tiempo de salir de la piscina, debido a que el cloro es un químico y aunque lo hayas lavado muy bien, en el cabello se acumulan residuos que dejan tu cabello reseco, no querrás marchitarlo.
  9. Evita en la medida de lo posible usar calor, ya sea de la plancha o el secador, al tiempo de salir de la piscina o la playa, ya que el cloro es un químico y aunque lo hayas lavado muy bien, en el cabello se acumulan residuos, que dejan tu cabello reseco, no querrás resecarlo más.

¿Qué esperas? Disfruta cada instante sin preocuparte de dañar tu cabello o extensiones.

Menú